Para amarte necesito una razón
y es dificil creer que no exista
una más que este amor.

Sobra tanto dentro de este corazón
que a pesar de que dicen
que los años son sabios
todavía se siente el dolor.

Porque todo el tiempo
que pasé junto a ti
dejé tejido su hilo dentro de mí.

Y aprendí a quitarle al tiempo los segundos.
Tú me hiciste ver el cielo aún más profundo.
Junto a ti creo que aumenté más de tres kilos
con tus tantos dulces besos repartidos.
Desarrollaste mi sentido del olfato
y fue por ti que aprendí a querer los gatos.
Despegaste del cemento mis zapatos
para escapar los dos volando un rato.

Pero olvidaste una final instrucción…
porque aun no sé cómo vivir sin tu amor.

Y descubrí lo que significa una rosa.
Me enseñaste a decir mentiras piadosas
para poder verte a horas no adecuadas
y a remplazar palabras por miradas
y fue por ti que escribí más de cien canciones
y hasta perdoné tus equivocaciones
y conocí más de mil formas de besar…
y fue por ti que descubrí lo que es amar…
lo que es amar…
lo que es amar…